lunes, 5 de junio de 2017

OPINIONES:



OPINION: La llamada telefónica
esMELVIN MAÑON
 sociólogo y comunicador.

OPINION: La llamada telefónica

 

En algún momento, temprano en el año 1986, Imelda, la esposa del dictador filipino Ferdinand Marcos conocida por el lujo, el derroche y las extravagancias de sus joyas, vestidos, residencias y sus 3 mil pares de zapatos hizo una llamada pidiendo auxilio a Nancy Reagan con quien mantenía muy cordiales y frecuentes relaciones. En ese momento, Marcos quien ya tenía 20 años en el poder estaba acosado por manifestaciones callejeras denunciando la corrupción y reclamando su renuncia.
-Nancy, tienes que decirle a Ronnie (se refiere a Ronald Reagan) que Ferdy (alude a su propio esposo Ferdinand) necesita de su ayuda.
-Imelda- respondió Nancy Reagan tras una pausa – dile a Ferdy que dice Ronnie que ustedes tienen que irse.
Y se fueron exiliados a Hawaii el 25 de febrero de 1986.
El 20 de diciembre de 1989 los Estados Unidos invadieron a Panamá para proceder a deponer por la fuerza al presidente Manuel Noriega cuya renuncia habían exigido bajo acusaciones de narcotráfico y otros delitos.
El 28 de junio del año 2009, Manuel Zelaya a la sazón presidente de Honduras tuvo que abandonar la presidencia y refugiarse en el exilio para escapar de una asonada militar alentada en lo interno por sus adversarios y apoyada en los externo por los Estados Unidos.  Tuvo que irse.
El 29 de febrero del 2009 el presidente haitiano Jean Bertrand Aristide quien había sido electo por segunda vez es derrocado también por segunda vez y en un avión de los Estados Unidos es conducido a un país africano. Tuvo que irse.
Durante varios años los Estados Unidos sostuvieron una conflictiva y violenta relación con Qhadafy en Libia. Acusado de apoyar actos terroristas, incriminado por el derribo del avión de Pan Am sobre Escocia en 1983 Qhadaffy fue finalmente acorralado, perseguido y asesinado el 20 de octubre de 2011 en Sirte al este del país.
En igual periodo tuvo lugar el derrocamiento de Hosny Mubarak en Egipto cuya deposición fue alentada por los Estados Unidos pero decidida por la primavera árabe repleta de manifestaciones. Tuvo que irse.
Lo mismo intentaron hacer los americanos con Bachar al Asad pero no tuvieron éxito en parte porque de haber lologrado Rusia, Iran y Hezbollah hubieran sufrido una derrota que no podían afrontar.
Finalmente, desde hace varios años, los Estados Unidos, que nunca estuvieron conformes ni de acuerdo con la gestión de Hugo Chávez en Venezuela pasaron a reclamar la salida de su sucesor Maduro. Aunque todavía se mantiene en el poder, los EEUU han puesto mas de un grano de arena para su derrocamiento, forzando su renuncia o buscando deponerlo por cualquier otro medio a su alcance.
Aquí es donde el caso de Danilo Medina y lo que puede ser un decisivo error de cálculo de su parte se plantea.
Hay motivos sobrados para suponer que el Departamento de Estado de los Estados Unidos no está de acuerdo con la gestión, con los métodos ni con las prácticas de Danilo Medina, sobre todo en materia de narcotráfico, tolerancia ante el lavado masivo de dinero, corrupción generalizada y a todos los niveles y la impunidad reinante. Estas prácticas de Medina son perjudiciales a los negocios americanos porque firmas de ese país pudieron haber vendido los aviones Tucanos a mejor precio, y lo mismo, otras empresas podían haber sido contratadas para una parte de las obras civiles a mejores precios que los de ODEBRECHT y específicamente y quizás rebosando la copa, podían haber contratado a Punta Catalina. O sea, bajo Danilo Medina empresas americanas pierden oportunidades, el país exporta miles de delincuentes a los Estados Unidos, otros muchos miles de desamparados económicos emigran al norte buscando lo que no encuentran aquí, el país es un terrible desorden y en materia de justicia, investigación etc. no hace nada para corregir ni mitigar.
EEUU está claro que esta isla (RD-Haití) tiene mas de 20 millones de personas. Esto es un polvorín cuyo desorden y cuya violencia exportamos diariamente al norte. Y ellos no quieren eso. Están hartos de eso. Ni siquiera porque la prensa americana ha dado pautas, publicado denuncias, develado contratos y demás. Ni siquiera porque The Washington Post dio cuenta del silencio de la prensa y de las autoridades dominicanas ante la magnitud internacional y el efecto local del caso ODEBRECHT.
Hartos de la situación, hartos de mandar señales quitando visas a altos funcionarios, los americanos mandaron a buscar al Procurador y le exigieron actuar no ya como dependiente de Danilo Medina, su jefe inmediato, sino como pieza de un entramado mayor y sujeto a represalias posibles que ni el ni los demás del gobierno pueden afrontar. Imagínense un procurador joven, ambicioso y rico a quien le quitaran la visa americana. Imagínenselo.
Al actuar finalmente el procurador monta el proceso-espectáculo que todos hemos visto. Medina trata de manejarlo como una explosión controlada. Los americanos no parecen compartir esa idea. Medina trata de convertir la primera etapa del caso en una gestión reeleccionista que despeje la oposición interna, que hunda lo poco que hay que oposición externa y que consiga mantenerlo a el como la única opción de estabilidad política e institucional del país.
Pero, es posible que Medina no haya leído bien y que, la intervención americana, además de buscar ponerle coto a la corrupción y la impunidad persiga deshacerse de Medina. Es incluso posible que deshacerse de Medina les importe mas que poner orden a lo interno de este país porque, los americanos saben, por experiencia, que un gobierno como este, ni con muletas ni con inyecciones puede tener vocación ni voluntad de imponer el orden en el país porque debe su propia existencia al desorden, al caos, la tolerancia al crimen, el delito, el fraude, el peculado.
Debemos recordar que la misión del gobierno de Medina no ha sido hacer justicia sino impedir que se haga y que si hoy hay 14 detenidos y acusados no es porque el cambiara de opinión sino porque las autoridades americanas lo obligaron a proceder tanto por el daño directo que les inflige como por la profundidad del malestar social y político que ha generado y del cual, el único que parece no haberse enterado es el propio Medina.
A diferencia de Ferdinand Marcos que tenía a Imelda con tan buenas y cercanas relaciones con Ronald Reagan, Danilo Medina no tiene a nadie en esos litorales y aunque los tuviera si aquellos opinan que le llegó la hora,  tendrán una Ivanka Trump que les dirá si es que le toman la llamada:
-Dice mi papá que usted tiene que irse.





OPINION: Las 6 cabezas de la Odebrecht
periodista. 

OPINION: Las 6 cabezas de la Odebrecht

Manejar inteligentemente el mundo de la política y las finanzas, en cualquier país, da buenos resultados, en la mayoría de los casos.
La constructora brasileña Odebrecht, responsable de sobornar a empresarios y políticos, especialmente de América Latina, para obtener contratas de obras de parte de gobiernos, no deja ninguna duda de que  utilizó los números para ganar.
El uso de dinero para esos fines evita que una empresa tenga que pagar más impuestos, porque  casi siempre se lleva una doble contabilidad, para que  el soborno aparezca como donaciones para  planes sociales.
En el caso de la Odebrecht también se mueven otros intereses de competidores de obras. Fue esa competencia internacional, especialmente procedente de Estados Unidos, la que movió el escándalo que hoy mantiene en prisión a un grupo de políticos y empresarios dominicanos, mientras otros están involucrados para también ir a la cárcel.
Esa misma empresa funciona en Estados Unidos, donde también hace sus operaciones, sólo que en ese país existe la Ley de Cabildeo, y por lo tanto actúa dentro de lo legal. ¡En la República Dominicana, eso es ilegal!
Allí hay dos cabezas funcionando estratégicamente. Y seguirá operando en la República, que es el gran problema que afecta negocios de Estados Unidos.  Por ejemplo, la gran nación del norte no logró la construcción de la planta Punta Catalina, que sí la obtuvo la Odebrecht.  Tampoco logró vender los aviones que el gobierno de Leonel Fernández le compró a Brasil, a un mejor precio, pero  surgió el “lío” de los Tucano.
Con los sometimientos judiciales contra un grupo de personalidades, acusadas de soborno, el gobierno del Presidente Medina sigue enviando mensajes de transparencia en el Estado.  No importó que entre los acusados hay varios de sus seguidores. ¡Es un gran ejemplo para el mundo! Y son las mismas Leyes aprobadas por los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), las que se están usando para perseguir la corrupción.
Como hay un Movimiento Verde  exigiendo transparencia y cero impunidad, el gobierno de Medina está respondiendo. Sólo que entre los acusados, hay algunos que pedían castigo para los corruptos. Y como los únicos corruptos, para ciertos sectores, son los del gobierno, éste está demostrando que hay en todos los sectores.
Hay que recordar que el presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Andrés Bautista, fue de los primeros que comenzó a protestar  acompañando al Movimiento Verde, aunque luego ya no se venía, porque sus integrantes  exigían castigo para los sobornados de la Odebrecht.
Aunque debe ser un tribunal el que decida si los detenidos son culpables o no, el daño ya está hecho. Hasta el momento, son supuestos culpables.
Pero parece que el ex candidato presidencial del PRM, Luís Abinader, “jugó” una buena pelota, porque siempre se mantiene, vestido de verde, exigiendo castigo para los sobornados de la Odebrecht. ¡Y no es verdad, que un hombre que recibe tantas informaciones de inteligencias, no sabía que Andrés Bautista estaba en la lista de sobornados.
Se sabe que ese dirigente político  es un cuadro de la pre-candidatura del ex presidente Hipólito Mejía. No hay ninguna duda de que Abinader, aunque trata de disimularlo, logró una importante victoria, debido a que el problema afecta al ex Presidente Mejía, quien por compañerismo no puede decir que está de acuerdo con el apresamiento de Bautista, sino convertirlo en víctima de una persecución del gobierno.
Pero, aunque Abinader, que es acusado de representar intereses extranjeros con su participación en el Movimiento Verde, entidad que también se alega recibe dinero de organismos extranjeros para financiar las protestas en contra del gobierno, debe saber que algunos de esos  apresamientos  no dejan de  echarle “algún lodito”, en su condición de pre-candidato presidencial.
El Presidente Medina, a quien de hecho le están echando muchas maldiciones, es el gran ganador por dirigir una acción que no pone en duda su espíritu de gobernante transparente.
Y si el principal partido político de la oposición está involucrado en ese gran acto de corrupción, tampoco hay ninguna duda de que el PLD, sin importar quien sea su  candidato presidencial, Danilo, Leonel u otro, sigue con las mayores ventajas electorales. ¡Ahora mucho más!
Gracias por leernos.


OPINION: ¿Por qué Temo y no Reynaldo?
 periodista y abogado. 

¿Por qué Temo y no Reynaldo?

Esto pudiera ser la crónica de un almuerzo. Algunos invitados tenían la impresión de que, si Temo fuera presidente del Senado estuviera suelto, y si Reynaldo fuese ministro estuviera preso. Al analizar el proceso político actual, entienden que los únicos amigos verdaderos del  “Superior” son el proyecto de Punta Catalina y la reelección.
En el escenario de la Cámara Alta, a los fines continuista, el papel del senador del Distrito Nacional sería estelar como un actor de Hollywood. “Esos amigos y solo ellos es la razón de que en la cárcel estén algunos que no deben y en las calles caminen otros que pudieran estar bajo rejas”. Afirmaba uno de los comensales, asistente al lugar donde se compartía el almuerzo.
Cabe como anillo al dedo la frase del escritor francés Víctor Hugo, cuando en su obra Los miserables escribió, “los que están presos no son malos sino que tienen mala suerte”. Pero en política el azar es un factor que depende del poder. Esto lo confirma lo expresado por uno de los que opinaban cuando con sus codos sobre la mesa de los presentes dice, ––Los “premiados” por Odebrecht tienen jefes que dieron órdenes y por su jerarquía lo sabían todo, ––concluye. Al escucharlo pensé, ––si yo fuese fiscal comienzo a investigar por la cabeza para terminar en los pies.
No obviemos que a veces el delincuente que negocia para que disminuyan su penalidad, suele “ocultar lo que le conviene”. La procuraduría desde el principio ha actuado como el mejor abogado defensor de la citada empresa extranjera. Y en tal circunstancia, Odebrecht, jamás confesó que en República Dominicana su “magno soborno” está en la sobrevaluación de Punta Catalina. Una estafa cinco veces de mayor dimensión que los US $92 millones del soborno.
No estoy autorizado a revelar todo lo conversado en aquella mesa, pero retumban en mi mente las palabras de uno de los contertulios: “Con los presos de la procuraduría se tapan los millones de Punta Catalina, un proyecto más sucio que el carbón”, ––apunta. Yo creo que el amigo tenía razón, por eso me pregunté: ––¿cómo es posible negociar con quien da el soborno y perseguir con saña a los supuestos sobornados? Cárcel para los de aquí y acuerdo en libertad para los de allá. Así no se pone en marcha la justicia. A menos que este poder del Estado sea una patraña encubridora de la verdad. La balanza judicial tiene los platillos inclinados a favor de la Odebrecht. ¿Por qué será?
No faltó el análisis del aspecto partidista del problema. “En mi opinión ––dice uno––, el León ve al Superior como un ingrato, ––sonríe entre dientes––, pero no solo él, supongo que algunos de los que están presos a lo mejor piensan lo mismo”. ––Termina con estruendosa carcajada––. Yo estaba callado, mas no dejaba de pensar:
––La actuación del enviado a visitar a los detenidos en el Palacio de Justicia, lo confirma en hecho y sobre todo en palabra. No se extraña que el lodazar de Reynaldo sea extenso. Es verdad, tan extenso que caben cientos de Judas. Que como él, saben caminar sin ensuciarse, son puros equilibristas o expertos en caminar con sancos.  –– ¿Qué piensa Leonel Martínez?, ––me preguntó un colega, mientras levantaba su copa de vino.
En los capítulos más trágicos después de la Revolución Francesa, el más inolvidable fue el episodio en que se ejecuta a Dantón, uno de los líderes del movimiento y amigo inseparable del “incorruptible” de Robespiere, -en ese momento jefe “superior” de la revolución-, y quien terminó acusándolo de traidor y condenándolo a muerte. Antes de que la cuchilla afilada de la “máquina del Terror” cortara la cabeza de Dantón, este exclamo con palabras premeditarías y con toda su fuerza: “¡Robespiere, yo me voy primero, pero tú caerás después! Así mismo aconteció, en el año siguiente, Robespiere fue igualmente guillotinado.
El almuerzo continuaba, y entre el sonido metálico de los cubiertos se confundían las frases de uno, a quien llamo por discreción, Zutano: ––En la hipótesis de que muchos de los que están presos resulten condenados (depende del guión. Y parece que sí porque en Najayo están condicionando un espacio), y el PLD salga del poder, pudieran recibir en las celdas a ex compañeros que hoy sonríen. Porque así lo proclama el dicho popular: “unos van delante y otros van atrás”.
Esta expresión se asemeja a la frase dicha por Fernando Arturo de Meriño en la toma de posesión de Buenaventura Báez: “tan fácil es pasar del destierro a la presidencia, como de la presidencia al destierro”. Es innegable que a veces el destino tiene el juego muy pesado.
Casi al final del almuerzo se me pidió mi opinión ––como sancristobalense––, sobre la tragedia que vive Juan Temístocles Montás Domínguez con el caso de Odebrecht. Con buen ánimo afirmé: “No sé si Temo es culpable de lo que se le acusa. Pudiera parecer un árbol caído, mas ha sido tumbado por el hacha del egoísmo partidista. Soy de su pueblo y  conozco sus raíces familiares. Es miembro de un hogar de diez hermanos, todos buenos profesionales, gracias al esfuerzo inicial de unos padres con valores de honestidad.
Confío en que Temo puede demostrar que no tiene responsabilidad en esos hechos y en que establezca su inocencia. Sin embargo, rechazo el espectáculo de su apresamiento, aunque entiendo que era parte del libreto hecho por la procuraduría y que respondió a un mandado de las alturas. Toda forma de humillación es indignante”. ––Concluí con tono de enfado.
of-am

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario